Pentahotel Praga

By | 9:00 Leave a Comment

Tengo una lista de ciudades en las que he estado pero que nunca he visto. Es más, tengo una lista de ciudades en las que incluso he pernoctado pero que como mucho, he visto su aeropuerto/estación de tren, sus taxis, sus taxistas y alguno de sus hoteles. Y desgraciadamente, la lista no para de crecer.

1. PALMA DE MALLORCA. He estado en su aeropuerto alrededor de 10 veces para hacer escala (vivo en Ibiza).

2. MUNICH. He 'pasado por allí' un par de veces. Y nunca con tiempo para parar ni si quiera a tomarme un café.

3. ROMA. Otra escala de vuelo (si no me equivoco: Valencia - Roma - Nápoles).

4. FILADELFIA. Me fumé un cigarro (antes fumaba) en la puerta de su aeropuerto. Estaba nublado y la gente era bastante fea. Volaba a Los Ángeles.

5. PRAGA. Inauguraban un hotel. Viena - Praga (4h), taxi a hotel (5min), inauguración de hotel (8h), dormir (3horas), aeropuerto (¡las 8 de la mañana!) y avión a Frankfurt.

Por ejemplo. Y si tengo que elegir una (lo siento por las demás, todas sois ganadoras esta noche)  me quedaría la última. Sólo el camino en taxi desde la estación de tren hasta el hotel me dejó Hypnotized. Creo que si hubiera tenido más tiempo para disfrutar de Praga, me hubiera mudado para siempre. Sin exagerar, que a mí no me gusta. Llegué por la tarde, cuando estaba empezando a anochecer. El cielo era de color rosa y las cúpulas de iglesias y edificios se fundían con las nubes. De película, con lo peliculera que yo soy. No tengo fotos porque en las que hice a través del cristal no se puede distinguir nada.

Más arriba os he dicho que fui a Praga porque se inauguraba un hotel. Se llama Pentahotel. Y de este sí que tengo fotos.
Pentahotels es una nueva generación de hoteles - al fin. Disfruta de una mayor libertad, un ambiente más informal y de un gran diseño. El pentalounge se convierte en una alternativa relajada a los fríos vestíbulos de hoteles y restaurantes. Y tendrás la sensación de que todos los detalles que para tí son importantes están aquí. [...]
Así es como la cadena de hoteles se define. Y así es. Diseño industrial - urbano con toques 'vintage' en las habitaciones y guiños 'al salón de tu casa' en el bar - lounge - recepción. De esto último carecen. La recepción es el bar. Así que mientras esperas tus llaves y haces el check in te puedes tomar tranquilamente lo que te apetezca. Para mí un Amaretto Sour, mi nuevo cocktail favorito después del Tommy's Margarita. Así que si estáis planeando una escapada a Praga, no lo dudéis, acierto seguro.
















 










0 comentarios :

Publicar un comentario