Te quiero Viena, pero me voy.

By | 20:11 Leave a Comment
Cuatro meses. Cuatro. Con sus noches y sus días. Y han pasado así, como una palmada.
Ahora Ich spreche ein bisschen Deutsch. Y sé que puedo mantenerme viva a -25º sin perder ninguna parte de mi cuerpo. Y que soy capaz de comerme un Snitzel (escalope empanado de toda la vida y plato nacional austríaco) tamaño industrial sin que me ingresen en el hospital por indigestión.
Pero me voy. Buscando el sol como los caracoles cuando termina de llover.
Pero me voy para volver. Para pasar el verano en mi isla y echar de menos el frío (si es que eso se puede echar de menos) y la vida en esta ciudad, que al final no ha sido tan mala conmigo.
Así son las cosas: uno llega, despotrica, aprecia, patalea, desprecia, conoce, entiende; y al final se enamora. Y sí, bueno, Wien ist jetz meine dritte Stadt (Viena es ahora mi tercera ciudad). Ahora, porque ya veremos mañana... Así es la vida del nómada... Aunque ahora somos dos en la carretera y eso mejora el asunto.
I'd be thirteen / you'd be thirty-five / gone to find a place for us to hide/
be together but alone / as the need for it has grown/
A cave or a shed / a car or a bed / a hole in the ground / or a burial mound / a bush or a tree / or the aegean sea will do for me/

0 comentarios :

Publicar un comentario