One Third (un tercio), por Klaus Pichler

By | 10:58 Leave a Comment
"Según un estudio de las Naciones Unidas que vio la luz en marzo de 2011, un tercio de la comida que se produce en el mundo se desecha"
Así comienza el portfolio de prensa del proyecto 'One Third' del austríaco Klaus Pichler, una serie de preciosas y desgarradoras fotografías que denuncian el desperdicio que los 'países del primer mundo' hacemos de la comida que llega a nuestras manos. 

© Klaus Pichler



Este estudio reveló que, en promedio, un tercio de todos los productos de la industria alimentaria se desperdician en todo el mundo, dato que oscila entre 25 y 75%, dependiendo del producto. En total, 1,3 millones de toneladas de productos comestibles se desechan cada año.
 Pichler señala el hecho de que la mayoría de los consumidores no se interesan por conocer el origen y las circunstancias de producción de los alimentos que consumen, que por exóticos que sean, se pueden encontrar en cualquier establecimiento y en cualquier época del año; y que luego se desechan por el despiste del consumidor o porque se descartan ante la mínima imperfección para ser vendidos en el supermercado.




© Klaus Pichler



Klaus Pichler realizó este proyecto durante el año 2011, comprando alimentos en 
supermercados de Viena y dejándolos pudrir deliberadamente para después fotografiarlos descansando sobre fruteros de plata o cerámicas exquisitas. 
Según el propio artista, "esto debe ser considerado como provocador: Los consumidores no desperdiciar la comida a propósito, sucede como un efecto secundario no deseado. En este proyecto, sin embargo, los alimentos se desperdician consciente y deliberadamente".




© Klaus Pichler



© Klaus Pichler

© Klaus Pichler


© Klaus Pichler

El proyecto de Pichler incluye más de 50 imágenes que se acompañan de una ficha en la que se informa del lugar de origen, del método de cultivo o producción y la distancia que ha recorrido hasta llegar a su lugar de venta. Las fotografías muestran alimentos de primera necesidad en descomposición (harina, frutas, carne) y otros productos elaborados como helados y pasteles.



© Klaus Pichler

© Klaus Pichler

© Klaus Pichler


© Klaus Pichler
© Klaus Pichler
Considero que las imágenes tienen una fuerza increíble. Pichler ha sabido utilizar con destreza los alimentos en descomposición para crear un proyecto único que denuncia la falta de principios y ética que tenemos los consumidores, sin perder la plasticidad en la creación de las fotografías. A mí me parece un trabajo fantástico. ¿Y a vosotros?

La página web oficial de Klaus Pichler aquí



0 comentarios :

Publicar un comentario