La cabina

By | 15:13 Leave a Comment
Hoy os muestro una iniciativa que se puso en marcha en Viena, concretamente en el distrito número 7 hace más o menos tres años (según mis investigaciones), casualmente el distrito donde vivo.
Siguiendo el ejemplo de otras ciudades como Londres (donde parece que se creó aunque ciertamente lo desconozco) el partido 'verde' que gobernaba por aquel entonces en el distrito 7 de la ciudad colocó en una de las esquinas más concurridas del barrio una cabina telefónica. Claro, ahora vosotros preguntáis: ¿Y qué tiene de destacable que en una esquina de un barrio cualquiera haya una cabina telefónica? Pues que la cabina sólo es cabina por fuera, y que dentro no hay ni rastro de teléfono, solo libros y más libros.









Y ahora viene la segunda pregunta: ¿Y para qué alguien pone una cabina de teléfono sin teléfono llena de libros en una esquina de un barrio cualquiera? Pues para que los vecinos depositen allí sus libros viejos y los cambien por otros que no han leído. Así de sencillo. Sin tarjetas, sin números de socio. Puro trueque.









Y tengo que decir que me encanta. Sobre todo porque se trata de una muestra de confianza mútua entre los vecinos del barrio. Todos y cada uno de los usuarios de la cabina (sólo esperando a cruzar la calle he podido ver a tres personas al mismo tiempo dejar y llevarse libros) cumplen religiosamente con la norma: llévate lo que necesites pero deja algo a cambio.









Y así es. La gente visita la cabina con sus bolsas de supermercado repletas de libros. Y lo más importante de todo (para mí) es el civismo con el que la iniciativa se respeta. Ni un cristal roto, ni un libro en el suelo. 


















Aunque parece que al principio los vecinos no estaban muy de acuerdo con la idea (pensaban que iba a ser un punto de bandalismo), la cabina es ahora todo un símbolo en el barrio.
¿Qué os parece la idea? ¿Conocéis algo similar?

0 comentarios :

Publicar un comentario