Modell p66

By | 23:19 Leave a Comment
Caminaba yo el sábado por el famoso Naschmarkt vienés cuando, paseando entre puestos con muñecas rotas, juegos de porcelana y antiguos uniformes del ejercito austríaco, una cosita pequeña y oscura llamó mi atención. Me acerqué a la mesa sobre la que mi futura nueva amiga descansaba y la observé. Se llamaba Modell p66 y se parecía bastante en su aspecto a mi vieja amiga Olga de Lomography. La cogí, parecía hecha de plástico (aunque luego descubrí que era Bakelita), y aunque parecía vieja, se conservaba muy bien. Pregunté su precio, la volví a sostener entre mis manos, le sonreí y la dejé sobre la mesa. 

Los remordimientos que sufrí tras su abandono fueron tan fuertes, que no pude más que volver a buscarla. Pobrecita, tan sola, con ese frío que calaba hasta los huesos. Le pedí perdon, pagué por ella y la metí en mi bolso sin mirar atras. Y así fue como nos hicimos amigas.











Como os he dicho antes, está fabricada en Bakelita. Mide 9 centímetros de alta y 12 de ancha y nació en 1954 en Alemania del Este. Y tengo que decir que se conserva increíblemente bien para su edad.




Hace fotografías en formato 6x6, la velocidad de obturación se puede seleccionar (1/25, 1/50, 1/100s) y su diafragma se puede ajustar en tres aperturas (f/7.7, f/11 y f/16) mediante una rueda que tiene debajo del objtetivo, que se despliega de la cámara tirando hacia delante de las pequeñas endiduras de los laterales. Es tan moderna, que tiene zapata y sincronización para el flash, pero a la vez tan sencilla que su cuerpo se abre y cierra a presión. 











La Modell p66 es la hermana gemela de la Practika II (que sólo se podía vender en Alemania del Este) para exportarse al resto de Europa, de ahí el grabado "export-modell" en la parte trasera de su cuerpo.
He encontrado algunas páginas en la web que muestras fotos hechas con ella. ¡Tengo tantas ganas de probarla! 

Lomography.es
Tumblr.com

¡Ay Modell p66! ¡Qué felices vamos a ser juntas!

xxx
Belmardeluxe Küsse

0 comentarios :

Publicar un comentario