Louis Vuitton VS Sacher Cake

By | 22:45 Leave a Comment
Mi relación con los medios de comunicación austríacos se podría semejar mucho a la que tiene un niño que está aprendiendo a leer: se esfuerza muchísimo en descifrar todo ese montón de letras ávido de información pero solo acierta con las fotos. Ma - mi - me - conmigo. Esa soy yo últimamente en mi país de acogida.
Y como hoy ha terminado el primero de mis cursos de alemán, o sea, 3 semanas en primero de primaria con lunes, martes, miércoles, uno, dos tres, yo trabajo, tu trabajas (aunque en España lo aprendemos con yo canto, tu cantas; los austríacos prefieren enseñarte las costumbres del país desde el principio para que luego no te lleves lunadesilusión), pues hoy he cogido el periódico muy dispuesta. Y después de cinco minutos de textos en sánscrito, me he pasado a las fotos.
Y aquí es donde sale a colación el tema de este post. Krone Daily publicaba en su edición de hoy que Louis Vuitton ha creado una maleta especial para transportar la tarta de chocolate más famosa de Austria, la Sacher torte, con motivo de la apertura de una nueva tienda en Viena el pasado martes 27 de noviembre. 



 Copyright: woman.at



Vuiton se alía con uno de los hoteles con más solera del mundo (una noche en la Suite Presidencial del Hotel Sacher cuesta alrededor de 5.000 euros) para crear una nueva maleta que se fabricará por encargo y de la que se desconoce su precio, aunque me atrevo a adivinar que será prohibitivo.
El transportín en cuestión ha sido creado en París y cuenta con espacio para ocho platos con el sello del hotel, servilletas, cubiertos, un servidor de pastel, un batidor para montar nata y una caja especial donde se deposita la tarta, que parece, no viene incluída.
Copyright: Louis Vuitton


Y aquí es dónde me vienen las dudas. Parece ser que ya han comenzado las reservas para llevarse a casa una maleta Vuitton - Sacher. Y claro, yo pregunto: ¿Dónde nos está llevando este mundo? Una marca de maletas puede diseñar y fabricar lo que le plazca, y venderlo al precio que le de la santa gana, pero ¿y el que  lo encarga, lo compra y se lo lleva? ¿Se lleva un tesoro, una pieza única hecha por un artesano que hace que el placer de comer un pedazo de tarta Sacher sea aún si cabe más increíble? ¿O sin embargo se merece que lo manden directamente a la hoguera por dilapidar el dinero de esa manera en una absurda estupidez? ¿Os parece Trash or Cash? ¿Lo tiráis a la basura o lo compráis?
No sé como lo veis vosotros desde España, pero os digo que en Viena (una de las ciudades más "marquistas" que he visto nunca), un objeto, sea el que sea, no es nada si no tiene un apellido y logo famoso. Da igual el sitio en el que vivas o si tienes que comer con cupones de descuento, tu bolso de marca tiene que estar impecable cada día sobre tu antebrazo ligeramente erguido y tus zapatos tienen, al menos, que parecer muy caros. Esto es Viena, señores.
Y como yo estoy aquí, ayer salió el sol y hoy he terminado mi primer curso de este idioma que va a terminar conmigo, he decidido que desde belmardeluxe.com vamos a sortear una tartita Sacher original del mismísimo Hotel Sacher. Así que opinad en la encuesta que aparece en el lado derecho superior del blog y entraréis en el sorteo de la misma.
Belmardeluxe Küse

0 comentarios :

Publicar un comentario