Hotel Drei Raben, Nuremberg.

By | 20:07 Leave a Comment
Por si no me hubiera cansado ya de coger aviones esta semana, dos días después de aterrizar en Viena, sacar de la caja mis nueva Ugg y comer un schnitzel riquísimo en uno de esos restaurantes vieneses donde te hacen compartir mesa y mantienen la decoración navideña todo el año porque-como-es-roja-va-mucho-con-el-local, pues me calzo las botas y vuelvo al aeropuerto. Esta vez para volar a Nuremberg, Alemania.
De nuevo vuelo con Air Berlin, y como siempre que el tiempo apremia sea la compañía que sea, con una hora de retraso, lo que directamente viene a decir que voy a poder disfrutar de la ciudad más bien poco. No importa, respiro hondo y conecto mi smartphone a la red wiffi ¡gratuita! disponible en el aeropuerto de Viena.
Aterrizo en Nuremberg sobre las 18:30 horas. Me recogen en el aeropuerto con un Opel Kadett C Coupe naranja de 1974 y ponen rumbo al centro histórico de la cuidad, donde se encuentra el hotel motivo de este post.


Se trata de un pequeño Hotel-Boutique de 4 estrellas  en el centro, dentro de las murallas, en una de las calles más comerciales de Nuremberg. Cuenta con alrededor de 60 habitaciones, todas temáticas, que narran diferentes historias sobre la ciudad. Están decoradas de una forma muy divertida. Es uno de los mejores hoteles de Nuremberg y ha sido elegido 'Mejor Hotel 2012' por lo usuarios de Trip Advisor.

Con un servicio y trato exquisito, te conquista desde el principio, con su peculiar recepción que hace las veces de cafetería, buffet de desayuno y cocktail bar donde se reúne lo más cool de la ciudad para tomar una copa cuando llega la noche. Lo que personalmente más me sorprendió fue que ¡son los propietarios de los sillones originales que se utilizaron en el rodaje de 'La naranja mecánica' (Staley Kubrick, 1971)! El recepcionista del hotel me comentó que los compraron en una subasta y los restauraron para exponerlos en el hall.

La Junio Suite que eligieron para mi estancia tiene por nombre 'The Three Ravens" y según la historia del hotel, es donde duermen los cuervos que cuidan el edificio. No parece muy sugestivo, pero tengo que decir que el lugar es precioso. Se accede a la Suite a través de dos tramos de escaleras ocultas tras una puerta en el último piso del hotel. Al tratarse de una buhardilla, la habitación tiene las vigas, el suelo y alguna de las paredes de madera. El baño no es demasiado grande, pero se compensa con la monumental bañera antigua que se encuentra en uno de los laterales de la Suite. El detalle lo ponen la pizarrita y las Haribo que preparan sobre la cama dándote la bienvenida.

Después de instalarme en el hotel, me llevaron a cenar a un céntrico restaurante que sirve platos muy típicos de Nuremberg y cómo no, sus famosas salchichas, ¡un placer para los sentidos! Tras la copiosa cena, me invitaron al club Mitte Soundbar a quemar las calorías de la cena con la música del dj Lorenzo al Dino,  'Guest Dj' de la noche. El Mitte es un clásico de la noche underground de Nurenberg sin pretensiones, donde la gente va a bailar y pasarlo bien. No esperéis lujos, pero sí la mejor música electrónica con los mejores Dj's.








Así fue y así os lo conté,
Belmardeluxe Küse

0 comentarios :

Publicar un comentario